Principales beneficios

Estrategias de pricing de productos, elaborando una curva de demanda y determinando su punto de inflexión y el precio que maximiza los ingresos.

Estimación del potencial de venta de un producto lanzado o en convivencia con otros productos (share of preferences).

Segmentar el mercado en base a grupos de clientes que valoren de manera diferente los diferentes atributos y niveles de los productos.

Diseño y rediseño de productos, servicios o packs de servicios para segmentos de mercado específicos.

Diseño de estrategias y contra estrategias preventivas en base a la simulación de acciones realizadas por la competencia y la cuantificación de sus efectos.

Determinar el Brand equity de una marca, es decir, cuantificar cuál es el precio que soporta la marca respecto al resto de marcas.

Optimizar el portfolio de productos de la empresa, minimizando el nivel de canibalización entre todos los productos ofrecidos